jose-portillo-encierro-02-03-(4)_p

La Plataforma en Defensa de la Vivienda se moviliza ante el inminente desahucio de una familia

#Proteccion a la vivienda #Colectivos 03/03/2020

La Plataforma en Defensa de la Vivienda de San Juan de Aznalfarache afronta una semana de movilizaciones con el objetivo de frenar el lanzamiento ordenado para el viernes 6 de marzo de José Portillo, Antonia y sus dos hijas. El encierro que la Plataforma realiza cada lunes en el Ayuntamiento sirvió para cerrar la propuesta de movilizaciones que han comenzado hoy mismo con una pegada de carteles y que culminará el mismo viernes con una concentración a las puertas de la vivienda.

jose-portillo-encierro-02-03-(12)_p

El proceso se inicia en 2015, después de que circunstancias laborales y de salud impidieran a esta familia hacer frente a la hipoteca. «Yo solicité la ayuda familiar, pero con ese dinero solo me daba para comer, no podía pagar la hipoteca», explica Pepe, uno de los damnificados por la crisis. Hasta 2010 todo había ido bien. Trabajaba como peón de albañil, después estuvo algún tiempo en el Ayuntamiento y también trabajó para una empresa a la que contrataban grandes compañías para ejecutar obras.

Actualmente Pepe es cuidador de su mujer a tiempo completo. Antonia padece un cáncer terminal, «ella a veces anda un poco por la casa pero en seguida se tiene que ir a la cama. La quimio en vena le hacía daño y tuvieron que ingresarla en la UCI del hospital de Bormujos. Estando allí sufrió un infarto», explica José, «aunque la pudieron recuperar. Ahora no me atrevo a dejarla sola, porque tengo que darle muchas veces una pastilla para debajo de la lengua. Aprovecho para salir a comprarle pescado, que le gusta mucho, cuando la veo con buena cara pero vuelvo corriendo».

Cuando habla de su mujer y de sus hijas, así las llama aunque en realidad son sus nietas, a Pepe se le quiebra la voz y le cuesta seguir hablando. «Si viviera solo me daría igual, pero vivo con una mujer con cáncer terminal y dos niñas y quiero hacerlo todo legal. Lo que más me duele es el daño que le puedan hacer a mi mujer. Y las niñas tampoco están preparadas para esto».

Código de buenas prácticas

La delegada de Protección a la Vivienda, María José Quesada, explica que este caso se viene trabajando desde 2015, «Pero nos han estado mareando y no sabemos con certeza quien es el propietario de la vivienda». El Banco Santander trasladó el tema a un intermediario Aktua, de aquí se remitió a un segundo intermediario Pribanca y estos lo devolvieron al Santander. Ahora, un caso que llevó inicialmente el Juzgado de Primera Instancia nº 2 ha pasado al número 24. De este juzgado depende la paralización o el aplazamiento del lanzamiento programado para el viernes. Esa fecha de la que Pepe no quiere oir hablar, «piensas que nunca va a llegar, pero llega».

Desde el primer momento, explica Quesada, el banco Santander pudo aplicar el Código de Buenas Prácticas al que está adscrito y ofrecer la dación en pago y el alquiler social, «pero se han ido pasando la pelota y ahora parece que nos remiten a una sociedad Real Estate Ventures Spain, S.L. de la que solo tenemos una dirección en Madrid». El lunes volvió a remitir una carta explicando la situación tanto al banco como a esta entidad. Entretanto, con el asesoramiento jurídico de la Oficina de la Vivienda, el abogado de oficio de Pepe intenta ganar tiempo al igual que ha sucedido en los casos anteriores de San Juan. Pepe y su familia cumplen todos los criterios para que se produzca el aplazamiento, aunque de momento no ha llegado la deseada noticia.

Movilización ciudadana

La Plataforma en Defensa de la Vivienda ha previsto esta semana una serie de movilizaciones y acciones para frenar este desahucio. Han comenzado con la pegada de carteles en el pueblo y el martes por la tarde estarán en Radio Guadalquivir. El miércoles se reunirán con el grupo parlamentario de Ciudadanos y habrá una marcha en coche por el pueblo por la mañana y una nueva pegada de carteles por la tarde.

El jueves se ha previsto realizar un reparto de octavilla a las puertas del banco Santander a primera hora de la mañana y por la tarde comenzará una acampada en un lugar aún por determinar y desde esa acampada, el viernes a las 9:00, se trasladarán a las puertas de la vivienda de Pepe y Antonia, en la calle Amantina Cobos, para concentrarse y tratar de impedir el desahucio de esta familia.